Header AD

Vol 1. • Act XXXIII -33- •「Overgrowth Level」






ACTO XXXIII: REDENCIÓN
<Acto número 33, volumen número 1>

Lo que sucedió dentro del maltrecho edificio tenía como palabra matanza y a Yun como protagonista. Cerbero podía recordar claramente la situación debido a compartir un vínculo con su amo y poder compartir ambos la visión del otro sin obstáculos...

[Unos minutos antes]

El joven aprendiz de Rey Demonio gritó pidiendo explicaciones y forcejeaba sin éxito por librarse de aquellos seres que si bien no parecían tener cuerpo físico, podían materializarse a placer. Sus garras se habían clavado en los hombros y brazos, dejando caer finas gotas de sangre que impregnaban el suelo con aquél fino aroma metálico.

― ¿Por qué? ¡¿Por qué me vendería así sin más?!

Aun que Yun hablaba consigo mismo a gritos, Shinsu le dijo algo de espaldas dirigiéndose al piso superior.

― Todos tenemos un motivo o dos para hacerlo, ¿se le ocurre uno en específico para ese viejo posadero, señor Yun?

Traición. Pero aunque no le conociera lo suficiente, algo le decía que no era así. No, no era traición, era amor. Amor por su familia. Algo que jamás podría entender él debido a que no tenía nada que proteger. Entonces lo entendió, el viejo posadero había tomado la decisión más lógica.

― ¿Qué le prometisteis?

― La verdad es que le hicimos una tentadora oferta. Ellos fueron miembros honoríficos de nuestra causa en los reinos de Sithil, aquellos tiempos eran oro puro. Parece que por algún motivo, decidieron retractarse de todo esto y eso es algo que no podemos aceptar.

― ...Así que huyeron.

― Ignoro si huyeron o les ayudaron a hacerlo. La verdad es que no tengo interés en eso, señor Yun. Cuando supimos que alguien estaba tras nosotros no nos pareció algo extraño, lo que nos llamó la atención es que todos ellos eran espías poco precavidos mientras que usted no posée esa profesión, es más, tiene una protección a la visión verdadera algo que no se consigue sin haber obtenido el más alto título de espía.

Shinsu se giró con un aire serio esta vez y miró a Yun, que tenía una expresión confusa y dolida a la vez.

― No es un espía, pero tiene habilidades únicas de esa rama. Tampoco es un héroe, pero tiene bendiciones únicas dignas de ellos. No es un ser démico pero es capaz de obtener vínculos. Es usted una auténtica caja de sorpresas, señor Yun.

― H-haha. La verdad es que me lo dicen bastante.

― Su aspecto físico también es algo digno de alabar. Pelo amarillo y ojos azules, parece que las malas lenguas apuntaban en lo cierto además de que su cicatriz... está impregnada en algún tipo de magia que no soy capaz de descifrar.

Mientras aquél charlatán seguía parloteando sin cesar intentando buscar un punto de conexión entre su aspecto físico y sus innegables habilidades físicas, Yun activó su habilidad para identificar al hombre, sin embargo, algo distinto salió en su retina, el cuadro era de un color verdoso esta vez así que dio por entendido que sería algo malo para él.

Estadísticas básicas
Nivel: 51
Vida: 3103/3103
Mana: 2030/2030
Agilidad: 152
Fuerza: 215
Inteligencia: 939
Suerte: 35

Información
Nombre: Shinsu
Apellido/s: Zayne
Edad: ???
Raza: Calígine
Profesión: Alquimista
Clase: Mago arcano
Título:「Seguidor de la Federación」
Maestría: Sin maestría

Habilidades
「Resistencia a los atributos Lv. 12: 97/120」
Resiste un porcentaje del daño recibido por ataques del atributo fuego, tierra, aire y agua. El daño debe ser puro para poder aplicarse la reducción de daño.

「Omnipresencia Lv. 27: 188/270」
Comparte un vínculo con otros seguidores de su misma causa siendo capaz de compartir los sentidos con otros usuarios cuya habilidad sea igual o inferior a su nivel actual de Omnipresencia.

「Elementos inversos Lv. 70: 610/700」
[Habilidad de ascenso por clase]
Tu comprensión por los elementos te ha llevado a ser capaz de desfragmentar los hechizos enemigos a sus niveles más básicos haciendo así que su poder destructivo decrezca hasta un total de un 82% su valor total.

「Especialización del noctámbulo Lv. 112: 8/1120」
Tus estadísticas sufren un aumento del 17% al entrar en ciclos nocturnos, a su vez sufren un descenso del mismo tipo al entrar en ciclos diurnos.

Habilidades únicas:
「Movimiento sombrío」
[Habilidad racial]
El usuario puede desplazarse entre las sombras usando maná como recurso. No pueden pasar a través de la luz del sol o haces de luz cuya luminosidad es superior al de una vela. La habilidad entra en tiempo de recuperación si es impactado por un rayo de luz de cualquier tipo.

Shinsu chasqueó la lengua mientras negaba con la cabeza.

― ¿Intenta usar sus habilidades en mí, señor Yun?

― !?

― Verá, mi percepción de habilidades mágicas también es bastante alta. No dejo qué desear a todos aquellos que utilizan habilidades de detección. Imagino que no fue capaz de ver mucho más allá de mi nombre.

― H-haha... ¡Hahaha...!

Shinsu miró al ahora risueño Yun devolviéndole un gesto confuso. Se apoyó en su pequeño báculo usando las dos manos y se inclinó hacia él ligeramente.

― Si conoce alguna historia graciosa, me gustaría oírla. Es posible que no oiga ninguna más de sus labios esta noche.

― M-me gustaría saber qu-qué es un Calígine.

El hombre démico frunció el ceño.

― ¿Intenta deducir mi raza, señor Yun?

― No te confundas, cabeza hueca. No intento deducir, ya la sé.

― Ara ara, ¿así que tiene una habilidad de percepción superior a una gema de visión verdadera?  Es una lástima que no haya querido unirse a nuestro selectivo grupo. Ha sido un placer señor Yun, por favor disfrute del espectáculo.

Con un chasquido de dedos, las garras de los seres que le sujetaban empezaron a crecer mientras aún estaban hincadas en el joven aprendiz. Con todas sus fuerzas reprimió los gritos de dolor y se mordió el labio con tal intensidad que fue capaz de tajar una pequeña parte del mismo.

Y unos susurros empezaron a sonar en sus tímpanos.

― "¿Por qué estás sufriendo?"

― "¿Por qué estás aguantando?"

― "¿No es hora de despertar, Yun?"

― "Siempre fue el poder."

― "Siempre fue el odio."

― "Déjame tomar las riendas."

― "No hay motivos para seguir aguantando..."

Y la sentencia final desencadenó los actos.

― "...porque los débiles no alcanzarán el reino onírico."

Un faro de luz parecido al que utilizó con su hechizo de iluminación salió alrededor del joven y fue despedido a los cielos, haciendo que las lunas palidecieran por la cantidad de luz. Las sombras que le estaban sujetando retiraron sus brazos notando una llamarada en ellos, casi como tocar el mismísimo sol.

Yun cambió su aspecto físico como ya lo hizo una vez en el bosque. Ojos rojizos a la par de ahora su cabello carmesí, cuernos diminutos apuntando en una dirección frontal que salían por la mitad superior de la cabeza.

Shinsu por primera vez abrió los ojos en sorpresa y murmuró algo, pero no se pudo escuchar nada debido a la explosión causante por el haz de luz. Aún siendo sólo un faro lumínico, su potencia era tan elevada que destrozó el tejado del edificio y astilló con la honda de choque sus alrededores. El edificio aún se mantenía sin saber cómo, ya que había recibido un impacto sorprendente.

La figura de Yun empezó a desplazarse como un rayo en varias direcciones, las sombras que intentaban cazarle eran rápidamente interceptadas y recibían un golpe con toda la rabia comprimida de éste, que los mandaba a las alturas con un visible agujero dentro de sus estómagos o cabezas desaparecidas.

Shinsu no pudo desaparecer debido al haz lumínimo que estaba lanzando el joven aprendiz y que anulaba su habilidad de fundirse con las sombras.

― ...Es más que una caja de sorpresas, es un monstruo.

La entidad anteriormente conocida como Yun arrastró sus pies pesados hacia Shinsu con una tranquilidad pasmosa y sonrió bruscamente.

― Supongo que debería sentirme ofendido por ello. ¿Últimas palabras?

― Es usted muy amable, pero no tengo planeado el morir hoy. Nos veremos una segunda vez señor Yun, puedo asegurárselo.

Los ojos del hombre démico brillaron con intensidad durante unos segundos. Habiendo completado esto, sacó algo de su bolsillo y lo lanzó contra el suelo, el haz empezó a flaquear y un humo oscuro como el alquitrán llenó lo que quedaba del edificio, cuando Yun saltó hacia adelante buscando el cuerpo del individuo, nada quedaba en su posición más allá de la máscara que utilizaba.

― ¡Argh, maldición! ¡Esa rata escurridiza!

Sin darle más vueltas al asunto, se acercó a la ventana y observó al ahora pálido e inmóvil Leidan tras los fragmentos de la ventana.

• • •

Los ojos se clavaban tan fijamente en Leidan que por un momento parecía que fuera a descubrir sus más finos secretos con solo un vistazo rápido. Unos dientes aparecieron justo debajo de los ojos que aún ocultos tras el ventanal mecían los labios pronunciando palabras que el hombre démico no fue capaz de adivinar.

La figura golpeó la pared de madera que mantenía los otros tres muros conjuntos para no ceder, al hacer esto la estructura no aguantó más daños y cedió haciendo sonar un terrible sonido alrededor del barrio. Mucha gente salía de sus edificios habiendo sido despertados por la luz o la explosión inicial y buscaban con la mirada el punto de origen del escándalo.

La figura de Yun se desvaneció y unas palabras quedaron en el tímpano del pobre hombre que aún yacía inmóvil e incapaz de hablar.

― Hablaremos de esto en la posada.

Y sin más, el foco de luz desapareció devolviendo la noche al barrio démico. Muchas voces sonaron buscando respuestas y preguntando, sin haberse fijado todavía en los cadáveres que habían aterrizado en algunos puntos algo más alejados de la zona cero.

Leidan sintió pavor por volver a la posada, sabía que tenía que dar explicaciones sobre lo sucedido y también quería ciertas respuestas, así que mientras el caos y la confusión ganaban fuerza en aquél lugar, el hombre caminó con normalidad en dirección a la posada aún con la capucha negra enfundada sobre él.

• • •

Cuando el posadero abrió la puerta de su local, Yun permanecía sentado con la apariencia de siempre en una de las sillas de madera que tenía para atender las comidas de sus clientes. Por un momento pensó si ese sería su último día, pero en caso de que lo fuera afrontaría las consecuencias de sus acciones.

Cuando entró, Yun alzó una ceja y se reclinó en la silla de madera haciéndola crujir mínimamente. 

Leidan suspiró y miró alrededor buscando algo, el joven aprendiz se le adelantó y le dijo en voz alta unas palabras.

― Está arriba, dormida. Intentó apuñalarme pensando que yo os había vendido a la causa de esos psicópatas.

― Haa... ¿E-está bien?

― Lo está. No le hice ningún daño, ella misma soltó el arma y después se calmó. Debería dejarla dormir por el momento.

― ¿Y u-usted?

― No pensé que te interesara mi salud. Bien, quiero oír la historia desde el principio.

― Su-supongo que se lo debo. Pero por favor, si va a acabar conmigo, perdónele a ella la vida. ¡N-no tiene culpa...! Hice lo que todo buen padre haría, protegí a mi familia y aunque esté jugando con fuego, lo haría mil veces más si con ello mi familia estuviera a salvo de ese grupo salvaje.

― ¿Matarte? Creo que te confundes. Entiendo el punto y desde luego no vengo buscando venganza, de momento cuéntame la historia, tenéis algo que ver con la Federación y causalmente mi misión está relacionada con ellos.

― D-de acuerdo...

El hombre cogió asiento a su lado y apoyó los codos en la mesa sujetándose con las manos la cabeza.

― Todo empezó hará unos 22 años, un grupo radical en contra de las razas humanas empezó en el norte. A pesar de que cogió mucha fuerza con el paso del tiempo, el reino contradecía sus acciones tachándolos de un grupo criminal y alegando que serían castigados con pena de muerte. En aquél entonces, las relaciones humanas eran algo más aceptables y no era tan común ver el odio que se extendió entonces.

― ¿La federación es un grupo nacido de Sithil?

― Más concretamente nació en Lupis. Su líder es, o se presume que es, un orgulloso portador de la raza Licántropa. Supongo que en un sentido lógico no podía ser de otra forma debido a que son una de las pocas razas que pueden ocultar sus rasgos físicos y camuflarse como humanos.

― Sabes tan bien como yo que la lógica no es un factor decisivo para iniciar una revolución.

― Lo sé, lo siento. Continuando con lo que decía, los que nos uníamos a la federación recibíamos una remuneración económica muy buena además de formar parte de un grupo selecto donde, si conocían tu nombre, eras casi tratado como un rey. Supongo que solo trataban de comprar el mayor número posible de miembros para lo que después llamarían la limpieza.

― Eso suena bastante mal.

― Años después de aquello, conocí a una chica de origen humano. Se llamaba Aleila y era posiblemente la mujer más perfecta que había visto en toda mi vida. Nos conocimos cuando pedía direcciones para ir al gremio de alquimistas de un barrio bajo.

― Humanos en un continente démico, la historia se repite a la inversa por lo que veo...

― Su-supongo... Nos conocimos y le pedí salir en una cita. Aceptó y pasé el día más maravilloso de mi vida, si hubiera visto sus ojos, su mirada...

Yun golpeó con el dedo índice la mesa tres veces.

― L-lo siento, se me fue el tema. Bien, como iba diciendo, después de conocernos nos enamoramos, establecimos un contrato de boda y nos casamos. Pocos años después nació mi hija del fruto de nuestro amor.

― Esa hija es Emi, debo imaginar.

― Así es. La federación no sabía nada y, mientras nosotros seguíamos corriendo la voz acerca de nuestra causa, ellos nos mantenían los lujos haciéndonos la vida más llevadera. No necesitábamos trabajar, sólo teníamos que cumplir con una cuota de afiliación semanal para seguir recibiendo las bonificaciones.

― Espera, ¿os pagaban por reclutar a otra gente?

― Así es, luego esa gente se volvía reclutadora con el tiempo y hacían lo mismo, era una especie de ciclo.

― Creo que sé por dónde va esta historia encaminada...

― Una vez mi hija nació, pensé que aquella vida sería así de dulce para siempre, pero toda rosa tiene sus espinas... Un buen día de Beridia, la federación armó a sus miembros y les mandaron a hacer "limpieza". Fue una auténtica masacre, una batalla civil por el dominio de los derechos de admisión de la ciudad.

― ¡¿Se dedicaron a masacrar a la gente?!

― No a la gente, sino a aquellos de raza humana... Escondí a Aleila lo mejor que pude en un pequeño granero que teníamos en propiedad pero los demás humanos rogaban por sus vidas y suplicaban con dar la ubicación de los otros a cambio de su libertad. Eso nunca sucedía ya que una vez les decían lo que querían saber, ellos también acababan muertos.

― ¿Y el Rey no hizo nada al respecto?

― Las tropas reales actuaron y tuvieron éxito, aniquilando en un suspiro a todo aquél ejército rebelde que se había creado para limpiar Sithil. La cosa es que aquellos sólo eran démicos a los cuales les hicieron falsas promesas...

― ¿A qué te refieres con falsas promesas?

― Les prometieron que si ellos tenían éxito, les darían el doble de su actual pago. Si morían en el proceso, su familia recibiría fondos hasta el resto de sus días. Dado a que no podían retractarse, sólo podían ir con todo su espíritu y morir en el proceso.

Yun puso una mueca de angustia mientras el hombre miraba con ojos vacíos la mesa fijamente.

― Cuando todo había pasado, Aleila estaba... había...

El joven aprendiz le puso una mano en el hombro.

― No te preocupes por esa parte, continúa por favor.

― S-sí... Cuando eso sucedió, vi el auténtico peligro de esa organización y la locura que residía en la mente de los miembros más altos.

― Oí que eras un miembro honorífico, ¿no podías tomar tú decisiones al respecto o..?

― Ser un miembro honorífico sólo era una forma amable de decir que no te mandarían al frente por haber hecho un buen trabajo. En otras palabras, si eras un excelente reclutador, podías evitar esto.

El hombre carraspeó intentando que su voz no se perdiera más en un hilillo que cada vez era más difícil de seguir debido a la cantidad de sentimientos alojados en ella.

― C-cuando me dí cuenta de que ni yo ni mi hija estaríamos seguros allí.

― ¿No es tu hija una Dopplerganger? No debería tener problemas por eso, ¿no?

― El hecho de que sea hija de una humana es motivo suficiente para quererla muerta. Así que recogí el dinero que tenía y me embarqué con mi hija hacia el reino humano donde, por muy despreciados que fuéramos por lo menos estaríamos seguros.

― ¿Qué pasó con las relaciones diplomáticas después de aquello?

― ...Casi se inicia una segunda guerra racial. Los humanos pidieron explicaciones mientras que el por aquél entonces Rey de Sithil no podía darles más motivos que un grupo de locos actuando por una causa perdida. 

― Ya veo. 

― Obviamente, el rencor de aquél conflicto sigue impreso en la memoria de los humanos, es por ello que los de razas démicas somos tan odiados por este lugar. Por eso, cuando vi toda esa cantidad de gente visitando mi posada... Jamás había sentido tal sentimiento de aceptación... Yo... L-lo siento, lo siento, lo siento, lo siento...

Cada palabra era más débil que la anterior hasta que se tornó un débil cuchicheo. Yun entornó los ojos y miró a aquél hombre que yacía derrotado en la mesa de madera.

― ¿Sabe algo de todo esto Emi?

― ...Se lo conté hace un tiempo. Jamás me culpó de lo que le pasó a su madre, y realmente me merezco todo lo malo que pueda pasarme. Cada noche me atormentan los recuerdos de los gritos llenos de dolor, del fuego consumiendo las casas, los cadáveres humanos adornando el suelo, la sangre encharcando las esperanzas marchitas de los supervivientes...

Yun suspiró con determinación y se levantó de la silla.

― Bien, ahora va siendo hora de que pagues por lo que me has hecho a mí.

― Sólo le pido que sea rápido...

― ¡Deja de pedir tu muerte de una vez! Geez...

Leidan miró a los ojos a Yun mientras sus cristalinos iris dejaban notar su frustrado intento por no llorar.

― A partir de ahora, me hospedaré gratis en vuestra mejor habitación.

― !?

― ¿Alguna objeción?

― N-no puedo hacer eso, ¡está pidiendo demasiado...!

― ¡¡Te recuerdo que casi me matan por tu culpa!!

― P-pero dicen que perdonar es humano, ¿verdad...?

― Y te perdono por ello, pero mis condiciones son firmes. Seguiré pagando por la comida ya que tampoco quiero que os arruinéis por ello, pero no cambiaré ni un ápice de mi petición.

El hombre entornó su mirada y suspiró derrotado.

― E-está bien, usted gana...

― Bien, no creo que haga falta que ninguno de los dos hablemos de lo que pasó en aquél edificio, ¿verdad?

― ¿R-realmente era usted?

Yun puso un dedo en sus propios labios y chitó a Leidan.

― Mantengámoslo un secreto por ahora.

Con esta frase, el posadero devolvió una fina sonrisa al joven que ya estaba transitando toda la información recibida durante aquella noche.

― "Supongo que esto no cierra la misión de esa pequeña bruja."

Sentenció en sus pensamientos mientras las luces de la noche clareaban por la ventana.



¡Este capítulo no tiene notas de autor, lo sentimos~!
Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor, Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)
¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XXXII • VolúmenesActo XXXIV »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 1. • Act XXXIII -33- •「Overgrowth Level」 Vol 1. • Act XXXIII -33- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 18:48 Rating: 5

30 comentarios

  1. Excelente capitulo, como siempre!

    Aunque pensé que el capítulo duraría un tanto más de lo que realmente era...

    ¿Este volumen abarcará todo el Arco de la Federación, o solo hasta que encuentre una pista acerca del Codice? Puede ser posible que Yun por sí mismo descubra información sobre el Codice sin la necesidad de la ayuda de Yukia, por lo que me lo preguntaba...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pensado que sea el conjunto hasta que se descubra la ubicación del primer fragmento ya que la federación es algo más pegajosa de quitar, ¡saludos!

      Eliminar
  2. Ese capitulo en el que piensas, "Yun, ¿porque eres tan...absurdo?"

    Para mi, como que ha llegado

    Casi le matan y él tan pancho pide la mejor habitación gratis al que le traiciona.

    Sencillamente

    —¿Porque?—

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Huevón, huevón, huevón! Los hay que no aprenden, este es uno de ellos, supongo que habrá que aprender a lidiar con él

      ¡Por cierto, veo que ya pones tu nombre identificatorio, señor patata-domo!

      Eliminar
    2. es lo que decia, tiene logica "difusa"

      Eliminar
  3. Ya ves, es que quería probarlop...

    (Y también porque he visto el comentario del capitulo anterior tras leerme este)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lástima es que blogspot no permita poner fotografías, cuando leo tu nick me viene a la mente el señor patata de Toy Story... Supongo que es inevitable... ¿..no?

      Eliminar
    2. Si quieres te doy un link con la imagen que me pondría

      Por cierto, ese también es mi apodo en la vida real (Ademas de Rey Tubérculo y algunos que decidieron intentar darme el apodo de Langostino Rosa)

      Por lo que se ve, soy un banquete patatástico...

      Jejeje...

      Eliminar
    3. !? Quién en su sano juicio pone langostino rosa como apodo a alguien... Yo siempre he sido apodado como Irizu, así que lo adopté como nick!

      Y claro, la foto estaría graciosa de ver :)

      Eliminar
  4. Aqui la imagen que me pondría:

    http://vignette2.wikia.nocookie.net/memes-pedia/images/8/88/Patata_Kawaii.jpg/revision/latest?cb=20160402160510&path-prefix=es

    Y aqui el porque:

    https://pbs.twimg.com/profile_images/583387207685283840/Po5rU3m2.jpg

    Dicho esto, he notado que siempre subes a medianoche los caps. (Salvo hoy)

    Eres liiiiiisto, ¿eeeeeeeeh?

    Por cierto ¿de que idioma lo traduces?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nadie pensaría que eres una patata! ¡Maldita sea tubérculo!

      Por cierto, la novela no está traducida, es original mía (siento que he respondido esto ya tantas veces que se me hace raro, ¡lo siento si creíste que es una traducción!)

      Eliminar
    2. ¡Pero lo soy! ¡Soy el rey tubérculo! ¡Por eso soy tan mono! ¡¡¡Gyagyagyaja!!!

      ¡Y no juegues con mis sentimientos si de verdad es una original, porque aún me duele eso de la traición inmediata tras la cita que tuvo Yun!

      Eliminar
    3. Citando un vídeo que ví hace ya un tiempo sobre una parodia de Shingeki no Kyojin: Si la patata es un tubérculo, ¡¿entonces tendré tuberculosis?!

      Realmente es original, gomen~ :( Aun que la traición tiene su motivo, yo también he rabiado escribiéndolo, como todo tiene sus motivos que no puedo escribir aquí.

      https://www.youtube.com/watch?v=YGhqcD19R0k

      Eliminar
    4. Bah, esperaré a mañana...

      Pero el rey tubérculo aún espera ese evento que pretendes hacer que no esta...

      Seguro que harás que alguien entre a la habitación de Yun, y entonces Vlar y el Cerberus le saludarán a su manera... Y el resto es tu imaginación, ya que es tu novela

      No es por nada pero se ve venir desde ki-lo-me-tros, aunque lo hagas pasar por algo sútil, todo tipo de historias de este tipo tienen algún patrón...

      El tuyo aún no tiene ninguno, por eso lo leo. Porque quiero saber cuál será tu primer patrón...

      Aunque solo me da por leer cuando quiero, me da fuerte cuando eso ocurre y me pongo a ello como loco.

      Fuuuu~

      Lo mas probable es que pase este año leyendo y los próximo cinco en mis asuntos...

      Me conozco a mi mismo muy bien...

      Por cierto, ¡Que hago contandote mi vida!

      ¿¡Eh!?

      ¡¿Como he llegado a hablar tanto de mi vida?!

      ¡MAAAAAAAAAGH! ¡LAS PATATAS AL HORNO SON FAVORITAAAAAAAAAAAAAAAAS!

      Eliminar
    5. ¡Ahá! ¡Patrones igual que patatas, patatas igual que patrones!
      ¡Ahí te pillé, espía!

      Eliminar
    6. ¿Eh?

      Lo siento, me he perdido....

      ¿Espía yo?

      Pffffffft....

      ¡¡¡Jajajajaaaajuajajaja!!!

      (Vale, te seguiré el rollo...)

      ¿Y de que es espía el rey tubérculo?

      Eliminar
    7. Pues no sé la verdad, a la 1 menos cinco de la mañana pocas neuronas sanas me quedan. ¿Dejémoslo en un empate?

      Eliminar
    8. Esta bien, mañana esta patata volverá a martilizarte a quejas de la próxima estúpidez de Yun.

      Eliminar
    9. ¡Haaaa...! ¡Esperaré tus comentarios con muchas ganas, Señor patata-domo!

      Eliminar
  5. Oh😁 este capítulo tuvo todo lo que necesitaba
    Irizu-sensei vas a hacer una saga con los de la federación y los de la posada o fue algo más como una introducción?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La federación tendrá su propia saga, eso es un hecho ^^ La posada... ¿Lo sabremos en breve?

      Eliminar
  6. Buen capitulo esperaba mas pelea pero pese a ello me gusto

    ResponderEliminar
  7. Hola me leí todos los cap en un día hacía rato que no me pegaba tremendo vicio con una novela gracias por subir los capítulos xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias :) La verdad es que me encanta que os guste mi trabajo, sin más preámbulos muchísimas gracias por pasarte! ^^

      Eliminar

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD