Header AD

Vol 2. • Act XII -12- •「Overgrowth Level」







ACTO XII: LA MISIÓN DE EMI
<Acto número 12, volumen número 2>

Aproximadamente más de dos semanas habían transcurrido desde que Emi y el grupo de Caballeros del Legado habían sido recogidos con éxito en las puertas de la mazmorra por un grupo de Magos que se encargaba de sellar la zona para evitar que criaturas entraran o salieran. La aldea que estaba cerca de la [Mazmorra Giwa], la [Aldea Bridarea] había ofrecido alojamiento y alimentos sin coste a los invitados inesperados.

Los magos podrían haberse encargado de ejecutar los cuidados básicos, pero su misión les impedía moverse más allá de los límites de la mazmorra ya que con solo una criatura de la actual mazmorra Giwa escapara, pondría en riesgo a toda la aldea.

La alimentación y el agua se forzaban a los heridos usando un tipo de pasta llamada [Pastel de Reposición de trigo]. Ésta contenía todos los nutrientes necesarios para el cuerpo además de la humedad para poder seguir vivos. La limpieza de los cuerpos de los heridos y el cambio de vendas era ejecutado por gente del mismo género en dos salas separadas para evitar confusiones o accidentes.

En ese período de tiempo, varios miembros de [Caballeros del Legado] habían despertado y en gran parte comunicado con un informe todo lo sucedido en su estancia. En pocos días, se subió el nivel de riesgo de la mazmorra de clase A a clase A+, lo que no sabían es que ahora mismo esa mazmorra podría ser categorizada como una mazmorra de tipo S.

Los ojos de la joven démica se entreabrieron notando una molestia por la luz que se colaba a través de la pequeña ventana maltrecha. Con una voz pastosa, dijo algunas palabras incomprensibles mientras intentaba levantarse sin mucho éxito.

― ¡No os levantéis! No tenéis fuerza aún.

La joven intentó discernir la sombra que tenía delante de ella. Unos segundos después de levantarse, su visión se acostumbró a la luz y pudo ver al galante caballero.

― ¿Haa...? ¿Dónd....?

― Estamos en una aldea cerca de la mazmorra Giwa. Gracias a la hospitalidad de sus habitantes estamos con vida.

Leopold alzó la vista y le tendió la mano a la joven a modo de saludo. Emi se negó por el momento, seguían siendo desconocidos a pesar de la presentación tan tardía.

― Qu- espera, ¿dónde está Yun?

― ¿Quién decís?

Unos segundos después de oír la respuesta, la mente de Emi cayó en un terrible estado de confusión e intentó redirigir sus pensamientos en lo último que había sucedido. ¡Yun aún estaba ahí dentro atrapado! Su corazón se contrajo mientras inconscientemente se mordió el labio pensando en todo y nada a la vez.

― E-el chico que estaba conmigo, un humano de aspecto bastante vistoso.. ¿está aquí?

Leopold negó con un no rotundo mientras tomaba nuevamente asiento en aquél taburete de madera mohoso. Su armadura había sido eliminada y se encontraba utilizando ropajes de tela de algún material similar al lino.

― "Está bien... Ese idiota tiene una fortaleza enorme, seguro que estará bien... Apuesto a que después de patear el trasero de esas arañas estará haciendo lo que sea que debía hacer... Sí, eso debe ser, ¿verdad?"

Intentó engañarse a sí mismo utilizando aquellas palabras que no funcionaban. Se levantó a pesar de las advertencias y se puso una mano en la cabeza notando el mareo de la cantidad de toxinas que había absorbido durante la batalla contra las Aracnaes.

Un hombre de avanzada edad con una barba relativamente larga entró apoyándose en un pequeño bastón roñoso que parecía que fuera a romperse en cualquier momento. Después de dar el visto bueno a Emi y Leopold avisó que los demás estaban ya recuperados y que habían ido a las puertas de la mazmorra únicamente a ver cómo estaba la situación debido a que los Magos pidieron algo de soporte adicional.

El hombre mayor les indicó su voluntad de irse no sin antes comentarles que deberían abandonar la aldea en un plazo máximo de dos ciclos a partir de aquél momento, dentro de poco llegaría una escuadra de [Vanguardia mágica de Élite] y no querrían estar allí cuando éstos llegaran.

La lógica que todo el mundo tiene sobre los magos siempre ha sido la de gente cobarde usando túnicas de tela y largos bastones, utilizando hechizos de largo alcance para brindar soporte sin recibir mayores daños. A pesar de que en este mundo existe, también está la Vanguardia mágica, poderosos usuarios de espada que utilizan hechizos de corto alcance para potenciar sus armas y aplicar efectos de confusión y estados alterados a sus enemigos.

El ejército de Myriad tenía distintos rangos calificativos para nombrar a los generales y dependía de su título que pudieras recibir órdenes o darlas. De entre muchos de ellos, existían los más conocidos que eran los [Iniciados], las [Avanzadillas], los [Protectores], la [Vanguardia] y la [Vanguardia de Élite]. Los usuarios de [Élite] se situaban entre la [Vanguardia] y la [Vanguardia de Élite] ya que eran usuarios que no podían alcanzar todo su potencial a pesar de superar enormemente a la [Vanguardia]. A pesar de que cada reinado tenía sus propios títulos, estos siempre se mantenían en los tres continentes principales.

Tal es la fuerza de estos usuarios que cada ejército de 108 hombres solo puede tener 1 líder de [Élite], en una batalla justa, estos 108 hombres serían aniquilados sin piedad por un usuario [Vanguardia de Élite]. Obviamente, se añade en el título la posición del poseedor, en caso de ser un Vanguardia con habilidades mágicas, sería un Mago de Vanguardia, si fuera un usuario de espada, un Espadachín de Vanguardia y así sucesivamente.

Volviendo a nuestra historia.

Leopold alzó una ceja, a pesar de que conocía esta noticia debido a que él y su grupo llevaban levantado más tiempo que los demás, no sabían el motivo de que alguien mandara escuadras de vigilancia a un lugar tan remoto. Él mismo preguntaría sobre el motivo una vez volvieran a la ciudadela ya que ignoraba si estaban comandadas por la princesa o por algún noble.

De repente y sin mediar palabra, se oyó una terrible explosión y el cielo se ennegreció temporalmente. Todo el suelo temblaba como si fuera a romperse en mil pedazos, cuando todos salieron agitados fuera de la pequeña cabaña de troncos, toda la aldea parecía agitada mirando el cielo donde un nubarrón gigante soltaba rayos encima de la [Mazmorra Giwa].

Los rayos empezaron a caer de nuevo, un color rojizo pintaba el ambiente mientras un fuerte olor a sangre empezaba a recorrer todo el lugar. Mucha gente corrió y gritó sin motivo aparente, a pesar de que parecía el fin del mundo, los ataques de aquella nube estaban muy lejos y el ambiente tóxico de miasma parecía no provenir del pueblo.

― ¡Todos los que podáis, coged un arma y escondeos en vuestras casas!

― P-por favor haced lo que dice por el momento, tratad de poneros a salvo lo mejor posible.

Esta última frase venía del hombre mayor, que además del médico de la aldea también era el jefe de ésta. Leopold miró a sus compañeros que corrían hacia su dirección con la parcialidad del equipo puesta.

― ¡Leo! ¡Hay problemas!

― ¡¿Qué demonios es ESA cosa?!

Emi miraba preocupada la escena, si tenía la pequeña esperanza de que Yun estuviera bien, ahora esa pequeña esperanza se había roto en mil pedazos. No tenía motivo para ir, pero no se quedaría de brazos cruzados mientras todo aquello sucedía. La última vez fue una carga para él, no pasaría una segunda vez.

Antes de decir una estupidez, sonidos de caballos aparecieron desde el Este cabalgando a gran velocidad. La guardia real parecía haber llegado en el mejor de los momentos. Quizás por intentar llegar a mayor velocidad, aquellos dos ciclos se habían transformado en pocos minutos. La escuadra portaba el escudo real de Zarena, así que eran enviados por la princesa.

El caballero de [Élite] se bajó del caballo de un salto mientras les decía a los 107 caballeros restantes que permanecieran quietos bajo cualquier orden. Sin perder tiempo, el líder de caballeros carraspeó y empezó a hablar.

― La mazmorra Giwa ha aumentado su nivel de riesgo de A a S, así que por orden de la princesa esta aldea debe ser evacuada. Los refugiados serán mandados a la ciudadela hasta que pueda encontrarse un mejor lugar. Su aldea será un centro estratégico para las próximas operaciones que se tomen contra la mazmorra.

Los ojos de todos casi se sale de las órbitas, una mazmorra de [Clase S] era algo extremadamente difícil de ver debido a que eran casi imposibles de completar. Habían un total de 12 mazmorras de [Clase S] perdidas por todos los continentes exceptuando el continente perdido del Sur que seguía bloqueado por aquella barrera mágica.

El caballero extendió un pequeño papiro y leyó en voz alta la última orden.

― También, por orden real del mismísimo Rey y de la Princesa, el grupo liderado por Sir Leopold, los [Caballeros del Legado] deberán abandonar esta misión y traer consigo al hombre que les ayudó. Si se niegan, será clasificado como alta traición.

― "¿Alta traición? ¿Será el hombre del que estaba hablando la chica démica?"

La orden no hizo más que picar la curiosidad del caballero, aunque esa paz pronto fue destrozada por más rayos que caían con sonidos horripilantes. El suelo había dejado de temblar, pero aún se veía reflejado el horror en el ambiente.

― Ahora, la mitad de mis tropas os guiarán por el camino de vuelta hacia la ciudadela. Pedimos colaboraci-

― ¡Pero aún queda alguien dentro de la mazmorra!

Emi interrumpió sin cuartel al caballero. Éstos normalmente eran arrogantes, pero como todo en este mundo, un conjunto no corrompe al total, así que tenía la suerte de haberse topado con alguien algo más gentil.

― No volváis a interrumpir las palabras de un caballero por favor. Nuestra misión era ordenar la evacuación hasta que llegue la escuadra correspondiente, algo está sucediendo en esa mazmorra y ya hay un grupo investig-

― ¡Ese grupo ha muerto!

Las palabras venían de la joven maga Alaya que aún recuperaba el aliento junto a sus compañeros Daren, Jurian y Lucile.

El caballero, algo pálido encaró a la chica y gritó casi las palabras.

― ¡¿Qué?! ¿¿Estáis segura de que habéis visto bien??

― S-sí, las tropas de [Élite] mandadas por la Princesa han sido masacradas por lo que parecía un tipo de Araña retorcida, ¡salió de la mazmorra a pesar de que está sellada! ¡Algo los está soltando!

― ...Que dios nos guíe.

Las criaturas de una mazmorra pueden salir de ésta cuando su cristal ha sido dañado o está desaparecido, el mismo cristal que se utiliza para salir usando los teleportadores. Algo o alguien había dañado de sobremanera el núcleo de la mazmorra haciendo que sus defensas fueran lo suficientemente bajas como para impedir la salida de los monstruos.

El daño del núcleo había sido creado por las múltiples [Hojas aéreas] de Yun que habían rasgado la mayoría de muros internos y creado grietas en los muros exteriores, acto imposible para cualquiera debido a que son muros irrompibles, o se presumía esto.

― De acuerdo, no nos haremos los héroes aquí. Todos, coged los objetos de valor más preciados y vámonos, esa cosa no puede tardar mucho más en volver. Tú y tú, investigad las áreas cerca de las limitaciones entre la mazmorra y el bosque, necesitamos saber que no nos encontraremos con esa cosa mientras huímos.

Con esta orden, dos guardias a caballo corrieron fugazmente desapareciendo a la vista.

• • •

Los rayos que impactaban sin compasión en el suelo eran cada vez más fuertes, entre impactos y golpes, el suelo que parecía de papel por lo mucho que temblaba creó una explosión enorme que ennegreció el cielo temporalmente.

La humareda dio paso a dos ojos y a una pequeña sonrisa procedentes de Gaemi, su invocación había surgido con éxito y a coste de limitar la mayoría de sus poderes, había podido filtrarse dentro del mundo de Myriad por fin.

― Yosh, vamos a encontrar a ese grandísimo idiota.

Apareció justo delante de la mazmorra, pero lo que vio hacía que tuvieran ganas de vomitar. Todo estaba lleno de cadáveres y sangre mientras un montón de criaturas parecidas a arañas más grandes absorben con sus colmillos los órganos licuados de sus víctimas. Las arañas no vieron a Gaemi y mucho menos actuaron contra ella, seguían enfocadas en alimentarse.

― Ugh, ¡¿qué forma de recibirme es esta?! Todo está lleno de porquería~, me encargaré de darle una lección a esa cosa más tarde. Por el momento...

Miró la mazmorra de frente. El sello mágico que bloqueaba la mazmorra estaba dañado, así que no había limitación para entrar o salir, si Yun hubiera sabido esto último quizás le habría gustado salir en vez de seguir avanzando. Un montón de criaturas notaban que el sello se había debilitado y aprovechaban la ocasión para huir de allí.

Era algo digno de recordar, ya que este accidente sería conocido por un nombre horas más tarde.


¡Oyaho~!
¡Odio las arañas, con todas mis fuerzas además~!

AVISO: YA ESTÁ FACEBOOK CAMBIADO. Por favor seguidme en la nueva página, esta no caerá, ¡saludos!

Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor por Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)
¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XI • VolúmenesActo XIII »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 2. • Act XII -12- •「Overgrowth Level」 Vol 2. • Act XII -12- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 11:41 Rating: 5

12 comentarios

  1. Muchísimas gracias por traerlo... Quiero ver a Yun😱

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Yo también quiero que lo veáis~

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A ver si salimos del arco del Tutorial de una vez y empieza la acción~

      Eliminar
    2. ¡Lo conseguirás! bueno yo aún sigo metido aquí con mi móvil porque no tengo mi ordenador ;(.

      Eliminar
  3. Recordando arañas y masmorras...
    Fuuu~

    ResponderEliminar
  4. No me acuerdo (para variar) de quien es la chica (o persona) que esta entrando a la mazmorra. Por cierto, por lo que entendí, yun esta destruyendo ya el núcleo no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emanuel!

      Quién entra en la mazmorra: Gaemi (¡Códice indica quién es!) - El núcleo se está destruyendo debido a que el animal de Yun está lanzando [Hojas aéreas] para aniquilar a los monstruos, lo que sucede es que éstas tienen tanta potencia que llegan hasta los límites de la mazmorra e impactan. Toda esta vibración y daños estructurales ha acabado por iniciar la destrucción del núcleo que mantiene los sellos de la mazmorra activos, haciendo que los monstruos sean libres.

      Resumen: ¡Hay monstruos de rango S sueltos por ahí!

      Por cierto, dentro de un tiempo habrá (si todo sale bien) ilustraciones, ¡unas gracias tremendas a la ilustradora que nos ayudará con ello, br0ps!

      ¡Eso supongo que mejorará un poco la imaginación de ciertas personas~!

      Eliminar
  5. W o w esto ya se prendió, espero que Yun no se sienta muy culpable cuando se entere de ello. Y que cuando salga barra con todos los bichos que vea.
    Gracias

    ResponderEliminar

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD