Header AD

Vol 2. • Act XIX -19- •「Overgrowth Level」







ACTO XIX: LOS TÍTULOS
<Acto número 19, volumen número 2>

La mañana dio paso a un rápido frío que no tenía casi cabida en un día tan soleado como aquél, el rocío se había condensado de una forma rápida en las hojas de las plantas silvestres que habían en las zonas montañosas donde se alojaba nuestro actual dúo.

Mientras Yun recogía de nuevo los tocones y los almacenaba en su inventario, recibió nueva información acerca de sus títulos y su uso, teniendo por fin desde que llegó información sobre su habilidad.

― Escúchame, tus títulos son fragmentaciones de tu poder. Úsalos con cautela, puedes cambiártelos a voluntad pero en su mayoría de veces en más un problema que un uso. Cuando estás bajo la influencia de un título, debe ir acompañado de intenciones correctas o quedarás corrompido por su propia fuerza.

El joven aprendiz puso una cara desfragmentada. Claramente no había entendido nada.

― Haaa... ¿Cómo?

― ¡Are! ¡Eres muy espeso, ¿eh?! ¡No te recordaba tan poco lúcido!

― ¡¿Perdón, supongo?!

Gaemi puso una mueca complicada y colocó su dedo índice sobre la comisura del labio pensativa.

― La mejor forma de explicártelo sería... Si tu vida estuviera en peligro y tuvieras que anteponer la de cualquier otro ser humano para salvarla, ¿lo harías?

― Haa.... ¿Supongo?

― Si fuera así, el título [Héroe] prohibiría tu acción y no podrías ejecutarla, por lo menos no si no cambias tu título. Si la ira te invade, el título [Rey Demonio] obtendrá sus poderes de ese sentimiento que tienes en ti. Mientras más cruel y violento te vuelvas, más fuerza destructora podrás ejecutar.

― Pero normalmente siempre tengo el título [Rey Demonio] activo, ¿no significa eso que debería ser "cruel" para volverme más fuerte?

― No necesariamente... Verás, si tú ves a un padre pegando a su hijo, ¿lo considerarías cruel?

― Probablemente.

― ¿Y si después de actuar, notas que el hijo había robado algo? ¿Seguirías pensando que el padre le ha pegado por crueldad o para enseñarle a su hijo lo que está bien o mal?

― Haa...

― Otro ejemplo, si tu ves a alguien que ha asesinado a sangre fría a otra persona, ¿creerías que merece la muerte por las mismas razones?

― ¿S-sí?

― Ahora, recibes la noticia de que esa persona se ha vengado de un ladrón que robó, violó y mató a un familiar querido, ¿sigues pensando que merece la muerte o fue justicia?

A cada palabra, Yun se daba cuenta de lo que quería decirle.

― Una regla de los seres mortales es que pueden poner su visión en cierto ángulo para ver el bien o el mal bajo su mismo beneficio. No olvides eso, los títulos no son omniscientes y no saben si está bien o mal realmente solo si su portador, en este caso tú, crees que está bien o mal.

― ¿Eso quiere decir que mis títulos no me penalizarán si hago algo pensando que está bien o mal en diferencia de si realmente lo es?

― Sip, algo así. Cuando hagas algo creyendo que realmente sigue tu patrón del bien o el mal, el título desbloquea algunas habilidades personales.

La conversación continuó mientras ambos caminaban introduciéndose un poco más dentro de las montañas. Aún estaban muy cerca de la zona cero donde se inició el "nacimiento del Rey Demonio" como para sentirse seguro de que no le encontrarían. Aunque uno de sus objetivos era volver al reino Humano y ver toda la información que no le habían contado, por el momento se había dado cuenta que tenía menos información sobre su propia fuerza de lo que creía.

― A pesar de que hablamos tanto, sigo sin saber cómo llamarte. Además, ¡¿no puedes hacer algo con esa apariencia?! ¡¡Me pones nervioso!!

― ¿Are? Disculpa si la figura de una diosa te incomoda.

Un silencio incómodo reinó. Yun entrecerró los ojos y miró con el ceño ligeramente fruncido a su compañera.

― ¿No decías que los dioses no teníais género?

El silencio se alargó de nuevo y ambos se miraron durante este silencio. Yun de una forma acusadora mientras que Gaemi intentando mantener la visión ante la, ahora, fachada caída.

― Y-y así es. ¡Pero como insistes en que me parezco a esa persona bromeo contigo! ¡Idiota!

• • •

Las tropas Balsénicas que viajaban bajo la orden de los líderes globales del continente no llegaron a desplazarse hacia el lugar del supuesto accidente debido a que, por mucho teletransportador que existiera, eran objetos demasiado valiosos como para ir poniéndolos alrededor del mundo para hacer teletransportes rápidos siendo objetos muy exclusivos usados únicamente en capitales por lo que hacía el movimiento muy lento.

La magia de movilidad era algo muy restringido debido a que junto a varias grandes magias eran artes perdidas, como la [Magia de vida], la [Magia de nigromancia] o la [Magia de control] entre muchas otras cuyo orígen seguía desaparecido.

Magias perdidas, artes que jamás volverían. Magia de vida, capaz de devolver a un muerto su estado anterior a un coste exageradamente algo. Magia de nigromancia, capaz de rellenar un cadáver reciente con un alma podrida del más allá para que cumpliera sus órdenes y magia de control, capaz de penetrar en la mente del objetivo y poseer su cordura haciendo posible su control objetivo. A pesar de que las había más avanzadas o algunas que solo eran rozadas en libros históricos, estas tres eran caracterizadas por ser artes perdidas y no tener ningún tipo de fuerza ni prueba de existencia.

A diferencia de otras, como por ejemplo la [Magia de voluntad], que forzaba al objetivo a cumplir tus órdenes mediante un pacto de esclavo-dueño que a pesar de ser un arte perdida, existe una emulación muy básica implementada en los ya conocidos [Collares de esclavismo] vistos con anterioridad.

Volviendo al escuadrón.

Las noticias corrieron como pólvora y la verificación era ya casi innecesaria de realizar debido a que la misma les había sido confirmada después del evento ocurrido hacía ya pocos días atrás, el gran incidente de Giwa. Muchas de las tropas modificaron su misión de [Identificar el suceso] a [Encontrar a Nozomu] desde que este nombre era ya de uso público.

Todas excepto unas pocas que se mantendrían en la búsqueda de cualquier indicio que marcara la nueva era. El objetivo si lo encontraban era, sin duda, traerle con seguridad a las puertas de su reino. No había que olvidar que el Rey demonio en Balsenia era la figura representativa que daba lugar a una época de esplendor. Como en los libros del viejo mundo de Yun podía ser la figura del Héroe en el reino humano mientras que el Gran Druida era la figura representativa en Sithil.

A pesar del tratado temporal de paz establecido en el reino de Iris por el conjunto de los tres continentes y las islas centrales, cuando llegaba el momento decisivo, todos los reinos dispondrían de una gran guerra hasta que se llegara a un nuevo tratado o alguna de las grandes fuerzas se arrodillara ante otra formando una alianza temporal.

Práctica absurda que seguía haciéndose desde el inicio de los tiempos y que, quizás ya perdiendo el auténtico significado que se creó en su momento, ahora es solo una sombra bélica de lo que fue.

A pesar de que cada escuadrón tenía permisos dentro de ciertas zonas para poder moverse con total libertad, algunas áreas del continente de Balsenia seguían rehusándose a que el Rey Demonio gobernara entre ellos, lo que les propinó un tremendo dolor de cabeza para pasar por la zona.


¿Por qué no rodearla, se preguntaban algunos de los partícipes de estos escuadrones? Porque el tiempo en negociar era más rápido que el rodear la zona en sí.

El escuadrón "traidor" que tenía como petición eliminar a Nozomu caminaba por los montes cálidos del este del reino Balsénico intentando trazar una ruta falsa para despistar a los compañeros que seguían rutas parecidas. Como consecuencia, se hallaron bastantes bestias típicas de ese continente como los [Jirómenos de piel dura], un tipo de topo sin ojos que al rodar, sacaba unas pequeñas púas por todo su caparazón para arroyar y destrozar todo lo que esté en su paso o [Mariposas de doble ala] cuyo nombre era un engaño a su poder destructivo.

La noche había llegado y las dos lunas estaban en su máximo esplendor. El cálido brillo de las estrellas estaba haciendo de su zona de descanso un auténtico paraíso que soñar, a pesar de que varios guardias hacían turnos para mantener vigilado el campamento.

― ¿Cómo crees que será ese Rey Demonio? ¡Seguro que es una bestia de 20 metros con alas de demonio gigantes y cuerpo de gólem!

― ¿Qué dices? ¡Seguro que es un enorme vampiro~! - decía uno de los miembros del escuadrón hinchando sus brazos exageradamente.

― ¡¿Qué decís vosotros dos, idiotas?! ¡Seguramente sea un dragón de dos cabezas y cuerpo de demonio!

― ¡¿Haaaa?! ¡¿Por qué los idiotas somos nosotros?! ¡Sigue soñando, no existen desde hace milenios los morfodracos!

― Fufufufu, ¿apostamos algo? ¿cómo creéis que será el Rey Demonio?

― Por el nombre, seguro que será un tipo gólem.

― ¡En tus sueños! ¡Será un tipo demonio!

― ¡¿Es que nadie contempla la idea de que sea un tipo humanoide?!

La animada charla mantenía sus corazones cálidos ante la desgracia que cometerían sin saberlo. A pesar de que ese escuadrón era el encargado de eliminar al actual Rey Demonio, muchos de los integrantes no lo sabían y en su mayoría eran cebos propinados para ser asesinados durante su cacería para hacer más verídico el accidente.

Un joven de ojos castaños sonrió mirando al cielo. Otro hombre le dio un golpe en el hombro y sonrió de lado.

― Hey tú, ¿cómo crees que será?

El joven giró sus ojos y con una mirada penetrante que parecía incitar al mismo infierno se quedó callado dudando un momento. Después abrió sus suaves labios y, con una voz fina y hechizante dijo con un hilo de voz.

― C-creo que será un honor conocer a nuestro nuevo señor...

El hombre suspiró mientras negaba con la cabeza.

― Los nuevos reclutas desde luego que sois muy ilusionados con el trabajo. ¿Cuándo subiste de escuadrón?

El hombre movió un poco la cabeza despejando el pelo que caía por encima de sus ojos dejando ver aquella melena de un color castaño claro que podía enamorar a cualquier persona y torció la cabeza en duda. Indudablemente era un hombre por la voz, pero su aspecto físico engañaba tanto que era difícil de decir si no fuera porque él mismo lo afirmaba. Después de dubitar durante unos instantes, abrió los ojos con la respuesta.

― ¡Ha-hace aproximadamente más de ocho ciclos completos, señor!

Ese tipo de reacción hizo que el hombre a su derecha entrecerrara los ojos y tragara saliva. No era común ver a alguien como él en aquellas circunstancias, por su figura delgada y su pálida piel, parecía alguien de la nobleza que jamás había empuñado armas.

― Puedo preguntar... ¿cuál es tu nombre, recluta?

― ¡Me llamo Feniore! Fen para aquellos que me conocen.

El nombre mantuvo en jaque al hombre que buscaba una rápida corelación. ¿Feniore de la Saille? A pesar de que ese nombre venía a su cabeza, no era capaz de conectarlo.

― ¿Y cómo pasaste los exámenes de acceso, Feniore?

― Etto... Fue gracias a mi habilidad...

― ¿Espadachín?

De golpe, les interrumpieron de la nada con un "¡Dejad el coqueteo para otro momento, pareja de tarados!" mientras las risas explotaban. Un detalle a recalcar era que no solo las relaciones entre familiares, sanguíneas y en ciertas edades estaba permitido y bien visto, si no que la homosexualidad era bastante común y no estaba restringido, por lo que aquella frase más que ir con un ámbito hiriente, era más en un ámbito molesto.

El hombre rotó sus ojos mientras miraba la hoguera. El campamento estaba situado en las faldas de unas explanadas, justo al lado de un bosque por si tenían que utilizar el factor sorpresa. Respecto a la ubicación del mismo, era un campamento circular con lo que parecían tiendas de campaña pero circulares. La [Campaña de descanso] hacía que al entrar en la misma, por dentro fuera inmensamente más grande pero lo que pasaba en realidad era que se hacían más pequeños al entrar dentro para dar más cabida a todo el mundo.

Al estar en forma circular, delante de las tiendas habían troncos cortados por el mismo escuadrón y en el centro, una hoguera que viva como un demonio escupía chispas calentando a todos los que estaban cerca. A escasos metros de la explanada, habían árboles artificiales creados desplazando algunos de su ubicación original y plantándolos a la fuerza para usarlos como vigías naturales dejando una vista plena de la zona.

De golpe, uno de los árboles vigía explotó.

Sin más, un montón de llamas se prendieron en la copa haciendo que el hombre que custodiaba aquella zona diera la alarma. En este caso, parecía haber sido un hechizo dirigido desde el bosque hacia uno de los árboles que rodeaba la zona situado en los puntos más lejanos del campamento.

― ¡Ataque recibido!

Los guardias que estaban despiertos rápidamente desenfundaron sus armas y se tumbaron en el suelo para evitar bajas.

― ¡Goblins!

Parece que un grupo de Goblins había notado la presencia de los invasores en la entrada del bosque y querían expulsarles. Lejos de como Yun podía imaginarse los goblins en los libros de su mundo, aquí eran criaturas humanoides de poco más de un metro con inteligencia suficiente como para comunicarse, pero lamentablemente hostiles.

Eran excelentes mineros y conocían la magia explosiva de fuego como nadie en aquella zona, lo que les concebía la ventaja estratégica en el área.

― ¡Escuadrón, que la tropa de vanguardia esté lista! ¡Magos, preparáos para los hechizos de protección!

Los magos recitaron su ritual imbuyendo a los guerreros de primera fila con hechizos de protección y escudos temporales. Éstos se alzaron haciendo el mayor ruido posible y corrieron a la ubicación de la explosión para que los atacantes les lanzaran algún tipo de ataque y pudieran cuadrar su posición.

Pero nada pasó.

Después de varios minutos preparados, nada se oía. Sin más, una lluvia de flechas llovió sobre el campamento. Los magos rápidamente contrarrestaron los proyectiles pero en el proceso, cancelaron las protecciones sobre la primera fila de guerreros que recibió un impacto de un pequeño ejército goblin.

― ¡Dividíos en dos grupos, Magos que protejan los proyectiles mientras que los arqueros devuelvan el ataque y la mitad de magos restantes sigan aplicando efectos positiv-!

La silenciosa noche cambió de ser calmada a un espectáculo de guerra en nada y menos. El hombre que charlaba con el joven Feniore sacó un mandoble y guió a un pequeño grupo por la retaguardia para realizar un ataque sigiloso desde que pudieron rastrear el origen de las flechas.

Feniore siguió al pequeño grupo introduciéndose en el bosque e intentando rodear a los atacantes de rango, necesitaban ganar tiempo a que los magos pudieran retomar el control de la situación.

Una emboscada fue inminente y cuando se introdujeron en el bosque, a poco más de 30 metros de su posición un montón de goblins emboscaron al grupo saltando desde las ramas más altas de las frondosas copas de los árboles que rodeaban las cercanías.

― ¡GUYARA-! ¡INTRUSOS! ¡CABEZA FUERA!

― ¡¿Raaaaaa?!

Seguían siendo la élite, pero hasta los guerreros más entrenados podían sufrir las consecuencias de una emboscada. Como resultado, la emboscada goblin terminó con dos de los siete miembros del grupo cayendo sobre ellos dejando todo su peso en la enorme hacha metálica que aterrizó en sus cabezas abriéndolas en dos mitades idénticas.

― ¡¡Emboscada!!

Feniore junto a los cuatro miembros restantes, incluido el hombre que había hablado con él se habían colocado todos en forma circular juntando sus espaldas entre ellos.

― ¡Hemos de hacer algo! Lo tengo, ¿cargamos de forma frontal con todas nuestras fuerzas y nos abrimos camino?

― ¡¿Estás loco?! ¿¿Y si hay más emboscadas??

― Haaa... ¡A luchar pues hasta que no quede ni uno vivo!

A medida que hablaban, el ruido atraía más miembros del ejército goblin hacia lo que ellos llamaban intrusos y pronto pasaron de ser ocho a ser casi dos docenas. Por muy pequeños que fueran, bastaban solo tres de ellos para que te rodearan y acabaras con un hacha incrustada en tu estómago.

La lucha empezó, nuevamente. Los miembros del escuadrón blandían sus armas llevándose la cabeza de los goblins y haciendo que la sangre de color verde oscuro manchara sus armaduras y el terreno del campo de batalla. Los sonidos de hachas y espadas creaban partículas de las armas chocando entre ellas, el único que no luchaba era Feniore, que se quedó en la retaguardia cogiendo la espada con las dos manos blandiéndola torpemente.

― ¡¡¿No eres un practicante de artes físicas?!!

― ¡No...!

El hombre no pudo prestar más atención al joven ya que eso significaría una herida que en aquellas condiciones podría ser letal. Los guardias mantenían alejados a los goblins del joven por parte de su compañerismo, mas no tendrían ningún remordimiento si aquél inútil moría en combate.

Una luz empezó a levantarse muy tenuemente. La luz que provenía del joven se hizo más y más clara y aquél púrpura hermoso se trasladó a sus manos. Por un momento, el combate se detuvo y todos quedaron embelesados por la belleza del joven y su aura.

Los goblins fueron los primeros en darse cuenta de que algo iba mal y cambiaron su ataque hacia Feniore, pero fue demasiado tarde.

El joven cruzó las piernas, cerró los ojos y con aquellos finos labios susurró algunas palabras incomprensibles. Entonces, se llevó una mano a la comisura de la boca y con el dedo pulgar se acarició la misma. Al terminar, una pequeña carta púrpura se generó en su mano la cuál sujetaba con los dedos índice y medio a modo de cruz.

Puso la mano cerca de su brazo izquierdo y abrió los ojos de par en par, lanzó la carta hacia el centro del campo de batalla.

― ¡[Garabato: Pánico]!

La misma aura que tenía el joven salió de las cartas y se dirigió fugaz como un rayo hacia los goblins penetrándo en sus mentes y creándoles el efecto alterado [Pánico]. Mas la cosa no terminó aquí.

Con la mano libre, volvió a hacer los mismos gestos que con la anterior pero esta vez besó su dedo pulgar y generó una carta roja. La lanzó hacia uno de los goblins gritando otro hechizo.

― ¡[Garabato: Ira]!

El goblin dejó de huir por el efecto de [Pánico] y sus ojos se nublaron. Cogió el hacha que había dejado en el suelo por el miedo y empezó a correr tras sus compañeros decapitándolos y clavándoles el hacha en el estómago liberando sus intestinos por todo el lugar.

― ¡Bien hecho, muchacho! ¡Vosotros dos, coged los cuerpos de los caídos y volved! ¡Nosotros tres aún debemos detener la emboscada!

― ¡Sí!

La batalla se había vuelto un cáos, entre [Garabato: Pánico] y [Garabato: Ira], los goblins se mataban entre ellos y algunos huían. La carta roja había nublado la visión de sus objetivos haciéndoles ver a sus aliados como enemigos. A pesar de que la carta roja en principio sólo había poseído a uno de los goblins, por algún motivo el efecto se había extendido a otros que rodeaban al objetivo principal.

― ¡Vamos, rápido!

El hombre cogió de la mano a Feniore y tiró de él mientras el otro guardia les seguía de cerca para evitar más sorpresas en forma de emboscada. Cuando llegaron, vieron que la zona donde presuntamente estaban los goblins lanzando hechizos explosivos había sido devastada y encontraron a varios de sus compañeros cerca. Parece que se las habían ingeniado para volver utilizando ese pequeño margen de despiste en el que se habían despistado con algo.

― ¿Están todos muertos?

― ¡Ah general! Sí, se despistaron con una luz brillante en el bosque y aprovechamos a entrar. Los magos se liberaron gracias a que vosotros pudisteis entrar a detener a los restantes.

Las bajas de aquella noche no fueron grandes para el escuadrón siendo únicamente 5, 2 de ellas producidas por una emboscada y 3 de ellas magos que no pudieron aguantar el impacto. Las bajas de la emboscada goblin ascendían a más de 30, así que había sido una victoria aplastante en un terreno desconocido.

― Por cierto, ¿qué fue esa luz? ¿la habéis visto?

Feniore miró con los ojos de gatito recién mojado al general. No había que ser muy listo para saber qué significaba, así que suspirando negó.

Antes de que el otro guardia dijera nada, el general dio un buen golpe al caballero y negó de nuevo.

― Estábamos metidos en la batalla, no pudimos ver nada.

Por el momento, el general no preguntaría, pero estaba claro que lo haría más tarde.

― "Feniore de la Saille, ¿huh? Lo recordaré."



¡Oyaho~!
Esto es algo nuevo, pero normalmente aquí siempre pongo un comentario bastante fuera de lugar. Hoy, os pregunto: ¿creéis que Gaemi tiene razón? ¿Somos los humanos tan capaces de poner el Bien o el Mal según donde esté nuestro interés? ¡Saludos desde Myriad-!

P.D. En Facebook salen pequeños spoilers sobre las ilustraciones en proceso, ¿nya nya kun~ merece la pena seguirnos~? ¡No hacemos spam, somos gente silenciosa!

Aquí tenéis un pequeño Spoiler de cómo van las ilustraciones, no os puedo enseñar el cuerpo entero ni nada más porque la ilustradora me mataría~ :P


¡En Facebook más~! ¡Si se comparte la novela, más rápido!

[AVISO: YA ESTÁ FACEBOOK CAMBIADO]
< Por favor seguidme en la nueva página, esta no caerá, ¡saludos! >

Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor por Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)
¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XVIII • VolúmenesActo XX »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 2. • Act XIX -19- •「Overgrowth Level」 Vol 2. • Act XIX -19- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 0:02 Rating: 5

14 comentarios

  1. Respuestas
    1. Arigato~ Ning Ye Bao, ¿cómo va todo por cierto?

      Eliminar
    2. Supongo que bien de momento... Ha salido el volumen 12 de overlord y estoy hype. Por cierto gaemi era una loli?

      Eliminar
  2. ¿So desu ka~? Arigato por tan dulces palabras!

    ResponderEliminar
  3. Con respecto a la pregunta, si, creó que los humanos manejamos nuestra moral a conveniencia.

    Por cierto te digo que ya shipeo al general y a Feniore!!! Mi mente asquerosa ya los hizo hacer cosas suculentas... :3

    Gracias por actualizar we, se te extraño!! Por cierto en el post anterior dijiste que si alguien se ofrecía a subir tu historia a Wattpad, yo lo puedo hacer, pero cuando regrese el internet a mi casa (que puede tardar bastante) cualquier cosa me avisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sería un placer! El otro día me contactó alguien para hacer una wiki de mi obra, la verdad es que estoy impactado~ Muchas emociones en tan poco tiempo, ¡por favor contáctame cuando puedas para eso de Wattpad~!

      Eliminar
  4. Que bonito es volver a leer un capítulo😄. Como siempre arigato Kami-sama~.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bunas Goviroday! La verdad es que estaba ya más perdido que nemo en una pecera, pero no me he muerto~ Gracias por las bonitas palabras, estoy con varias cosas en conjunto para el proyecto de la novela así que me lío un poco a veces. Entre ilustraciones, ahora alguien que me ha pedido ayuda con el diseño de una wiki (de la novela en cuestión, aunque no la llevaré yo), actualizar los pdf y demás... Es todo un cacao de proporciones bíblicas!

      ¡Un placer verte por aquí~!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¡A ti por seguir pasándote Urnieta-domo!

      Eliminar
  6. Ahhh~ que bueno es leer un nuevo capitulo, muchas gracias, ya lo extañaba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más satisfactorio leer vuestros comentarios que el capítulo, creedme~ <3

      Eliminar

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD