Header AD

Vol 2. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」







ACTO XIII: NOZOMU, EL REY DEMONIO ASCENDIDO
<Acto número 13, volumen número 2>

Mientras el exterior de la mazmorra se desquebrajaba y los monstruos salían cada vez más y más en manada, en los pisos más profundos los monstruos aún seguían batallando por huir de su propia muerte debido a la innumerable cantidad de [Hojas aéreas] que Yun enviaba a volar hacia todas las direcciones para avanzar rápidamente. Sus pasos le habían guiado hasta el piso número 12, el cual era un piso totalmente negro con paredes rugosas parecidas a la obsidiana.

― ¡Haaa...! ¡¿Cuánto dura esta mazmorra?!

Lo que Yun no imaginaba era que su prueba final estaba en aquél mismo piso, coronado como el último de la mazmorra que en un principio era conocida como una de las más sencillas del reino humano. Sus habilidades crecían de una forma monstruosa mientras que sus estadísticas y hechizos hacían lo propio, su poder era ahora un cúmulo de nubes que esperaban a descargar en cualquier momento. Lamentablemente, el joven aprendiz de Rey Demonio no era capaz de dominar todo ese poder y concentrarlo en un solo objetivo, lo que lo hacía tremendamente vulnerable.

Yun había pensado en esto, de momento todos los jefes de piso habían sido aniquilados con una facilidad sorprendente y no había requerido de estrategias previas ni engaños, pero eventualmente encontraría rivales a su altura y en ese momento necesitaba estar preparado.

No era hábil con la espada, sólo conocía ligeramente la esgrima debido a que su padre fue un buen maestro pero ni por asomo tenía los conocimientos como para poder enfrentar en un uno contra uno a un atacante armado, en una situación así posiblemente su temple se perdería y su conciencia le jugaría malas pasadas.

El paisaje a su alrededor era tan tétrico como oscuro: los árboles parecían arbustos cuyo tronco se había secado y torcido generando formas horrorosas. Los frutos eran rojos y destacaban ya que las hojas también se habían ennegrecido de sobremanera al igual que su tronco. Las raíces sobre salían demasiado creando puentes entre su conexión a la tierra y su base. Las montañas eran casi inexistentes y las pocas que habían tenían un pasto de un color grisáceo parecido al de las cenizas, el cielo tenía brillos de varios colores pero, por algún motivo, sólo el negro y el gris eran capaces de llegar al suelo.

Los animales estaban en su mayoría muertos o eran aberraciones que se retorcían buscando agua, parece que aquél piso era tan peligroso que ni las propias criaturas que habitaban en él eran capaces de aguantarlo.

Yun trataba de no detenerse y cruzó a toda prisa en una única dirección, había detenido el lanzamiento de [Hoja aérea] al ver que no habían peligros ni vegetación donde lanzarlo. Cuando vio el final del piso, el muro que rodeaba todos los pisos y simbolizaba el final de aquella dirección llegó demasiado rápido. Yun frunció el ceño pensando que algo andaba mal.

― ¡Felicidades! Realmente es digno verte por aquí.

Alguien aplaudía poco a poco pero con fuerza y con alegría le saludó. Su aspecto físico no era nada del otro mundo pero en el fondo de su corazón pensó que le conocía de algo. Ojos grisáceos, pelo negro corto y planta musculosa.

― ¿Quién eres tú? Estoy cansado de ver gente nueva tan a menudo.

― Ya, puedo imaginarlo. ¡Yo me llamo Umo! Un placer.

― Ya... ¿Sabes por dónde se sale de aquí? No es por ser descortés, pero esperaba encontrar al j-

― Jefe del piso el cuál ya ha sido derrotado. Lamentablemente no puedes salir de aquí todavía.

No iba a ser tan fácil, frunció el ceño y se preparó para lo que él creía sería una batalla algo más difícil.

― Sigues tratándome como tu enemigo, Yun. Deberías escuchar a las personas.

― ¡Estoy harto de gente misteriosa! ¡¿Es que me habéis visto alguien que resuelve misterios llevando pajarita roja y reloj que anestesia?! ¡Quiero información, ahora!

Umo aspiró una bocanada de aire y suspiró dando un largo silencio.

― Si te hubieran dicho cuando estabas vivo que realmente existía dios, que era una joven chica sádica y orgullosa que busca un libro prohibido ¿les habrías creído? A veces es necesario no ver para entender.

Yun alzó una ceja, algo en él estaba mal. Su comportamiento era erróneo y desde luego no sentía vibraciones asesinas de él. Tragó saliva y se relajó un poco apartando la mano de la empuñadura del arma, si sabía su nombre era por algún motivo.

― Verás, he venido a darte unas pequeñas lecciones.

― ¿Le-lecciones de qué?

― Lo que te espera al salir de este lugar no es fácil de asumir, solo soy un viejo amigo de paso, ahora concéntrate en escucharme. Primero necesito tu consentimiento para esto, ya que no será fácil y puede doler.

― ¡¿Cómo esperas que acepte si me acabas de decir que va a doler?!

― Sé todo lo que te ha sucedido desde que has llegado a este mundo. Debe ser difícil no saber en quién confiar, desorientado buscando algo que no sabes dónde está para ayudar a una chica que te traicionó. Mira, no sé qué se siente al ser traicionado tantas veces, tanto en el pasado como en el presente, pero ahora mismo necesito que confíes en mí.

― Debo ser un idiota si estoy pensando en hacer esto...

Umo chasqueó los dedos y unas cadenas aparecieron de la absoluta nada, encadenándole con fuerza y apretando. Yun gritó sobresaltado y forcejeó con las cadenas sin éxito.

― Bien, solo tengo tres lecciones que darte aquí abajo, esto es la [Preparación], el segundo juego será la [Aceptación] y el tercero la [Liberación].

― ¡¿Qué tipo de juego es este?!

― Es un juego de voluntades. En el lugar del que procedo es bastante popular. El juego consiste en que estas cadenas están impregnadas con mi [Voluntad], si tu [Voluntad] para vivir es más grande que mi propia [Voluntad] para ganar, las cadenas se sueltan.

― ...¿y si no?

― Las cadenas apretarán hasta matarte.

― ¡¡Suéltame de estas cosas, ya no quiero jugar a esto!!

― Cuando las cadenas se atan, el juego empieza. Así que solo concéntrate en jugar, quiero que ganes sucesor, créeme, nada me haría más feliz que eso.

Las cadenas empezaron a apretar alrededor del cuerpo del joven, haciendo en su primera instancia marcas ligeras de arañazos.

― Empieza el juego, mi primera [Voluntad]: ¿Quién es tu enemigo?

― ¡¿Qué chorrada de V-?!

Antes de terminar, las cadenas apretaron muchísimo más creando ahora profundas marcas de arañazos y en algunas partes como los brazos y piernas, rasguños con gotas de sangre. Los gritos de Yun empezaron a ser sonoros y resonaron por todos los alrededores.

― Responde, ¿quién es tu enemigo?

― ¡¿Y yo qué se?!

Las cadenas dieron un nuevo apretón enseñando a Yun que no tenía margen de equivocarse. El hombre puso una cara de decepción mientras tragaba saliva.

― Vamos, ¿quién es tu enemigo? ¡Responde!

― ¿¿T-todo el que se interponga??

Umo negó con la cabeza preocupado. Las cadenas dieron nuevamente una fuerza al cuerpo de Yun que empezaba a doblarse del dolor.

― ¡¡Responde, ¡¿quién es tu maldito enemigo?!!!

― ¡N-NO LO SÉ!

Las cadenas se aflojaron un poco, Umo sonrió y suspiró mientras le daba una caricia por encima al pelo del joven que gemía de dolor.

― Vamos dirigiendo el camino, ahora, mi segunda [Voluntad] es: ¿Cuál es tu objetivo?

― Re-recuperar el Códice...

A pesar de que las cadenas se aflojaron un poco más, Umo añadió algo después de su oración.

― A pesar de que falta información, es una buena respuesta. Ahí va mi tercera [Voluntad]: ¿Quién eres?

― Y-Yun...

Las cadenas que antes se habían suavizado ahora apretaban con tanta fuerza que un sonoro crack podía oírse por donde provenía el brazo derecho el joven. Un grito desgarrado de nuevo sonó en los alrededores en el cual Umo sintió horror. Las cadenas de la Voluntad eran realmente espantosas.

― ¡Quién eres, he dicho!

― ¡¡Soy Yun, maldita sea...!!

Otro grito, otro apretón. Más sangre que ahora caía en gotas más gruesas.

― ¡¡¿¿QUIÉN ERES, YUN??!!

― ¡Soy Yun! ¡Soy...!

Y sin más, un flashback giró en la mente del joven que se iluminó en él como si fuera un faro en la oscuridad.

• • •

Yun podía ver que estaba corriendo, no sabía quién era ya que estaba en un punto de vista en primera persona. Corría y corría con alguien a su lado que estaba esprintando aún más fuerte. De fondo se oían fogonazos y explosiones. Su alrededor era un bosque totalmente blanco donde luces como luciérnagas azules flotaban por todos los alrededores.

El hombre que corría a su lado era mucho más alto que él, tronco fornido de músculos, viejo y sin pelo en la cabeza, el hombre tenía un lunar en la punta de su puntiaguda nariz y recitaba contrahechizos a ciertos ataques que caían sobre él. 

Era raro ya que a pesar de que podía moverse a voluntad, era como si todo lo que hiciera estaba ya predefinido y no podía modificarlo. Cuando llevaban un buen rato corriendo, el hombre mayor se giró cansado y lanzó dos hechizos que él no comprendía. Una luz cegadora salió de la palma de su mano creando un círculo mágico y explotó con un sonoro BAM por donde habían pasado.

― ¡Corre! ¡Corre!

― ¡No puedo dejarle aquí, Maestro!

― Maldita sea, ¡si no corres nos atraparán a ambos!

― ¡Si es el destino de los colosos moriré con usted!

― ¡¿Eres un idiota?! ¡¿A caso tuve a un gusano de estiércol como aprendiz?! ¡Dije que corrieras!

― ¡N-no! ¡Me niego! ¡¡Me niego!! ¡Usted no ha hecho nada malo! ¡¡Ellos están confundidos, si hablamos con ellos seguramente podamos-!!

― No aceptarán razones, mi cabeza es lo único que buscan...

El hombre se sentó en el pasto blanquecino mientras una mariposa revoloteaba cerca de él. Si no fuera porque había oído los hechizos explosivos, Yun podría haber pensado que estaban conversando con total tranquilidad. 

― Recuerda algo, si quieres reír ríe, si quieres llorar llora. Que nadie te diga cómo tienes que sentirte, ¡¿me has oído?! ¡Sé libre!

Con esas palabras, el hombre golpeó el hombro de Yun y sonrió enseñando todas las hileras de dientes en el proceso. Sus dos brazos abiertos enfocados al cielo mostraban su espíritu de libertad, su alma de convicción en sus propias palabras. Era un hombre feliz.

• • •

Antes de poder sacar nada más, el flashback se cortó de forma tajante y Yun volvió a su realidad.

Umo esperaba la respuesta, Yun empezó a pelear contra las cadenas las cuales empezaron a desfragmentarse poco a poco y con un grito, el joven sentenció a los cielos.

― ¡¡Yun Hanakawa!!

Las cadenas finalmente explotaron a pesar de que el juego seguía en proceso, del interior del joven sólo salían gritos y lágrimas sin motivo por aquél fragmento de visión desconocida. Cuando quiso darse cuenta, notó algo sólido en su mano derecha.

Una hoja de un material algo más duro que un papel convencional, antes de poder analizar nada, el chico que estaba con él le golpeó ligeramente el pecho con el puño a modo de aprobación. Yun se dio cuenta de lo que tenía en su mano derecha desde el momento en el que lo tocó, era el primer fragmento del códice.

― Siempre estuvo en ti, chaval.

Y con esa frase, Umo desapareció nuevamente en un abrir y cerrar de ojos. Yun miraba aquella hoja y la palpaba con la yema de los dedos aún con lágrimas en los ojos. En su interior se preguntaba porqué lloraba y quién era aquél hombre, pero fuera quien fuera, estaba claro que fue libre en sus últimos momentos.

El códice brillaba con tanta fuerza que por un momento parecía que fuera a desaparecer, pero ésto no hizo más que sacar símbolos que no podía entender fuera del códice y dejarlos flotando en el aire. Al observarlos, una pequeña esencia de éstos se coló en la retina de Yun y dejó su marca en los iris del joven que lo absorbía sin parar.

Cuando terminó, la presión alrededor del piso se tornó monstruosa y la misma mazmorra empezó a temblar.

• • •

La joven diosa entró sin dificultad dentro de la mazmorra en búsqueda de su enviado, al no tener la posibilidad de hablarle mediante los hechizos de [Vínculo] ni de poder calmar sus sentimientos con [Énfasis], era cuestión de tiempo a que se volviera una bomba de relojería. El suelo temblaba aún por la cantidad de monstruos de alto nivel que salían a escape de las profundidades de la mazmorra hacia el exterior donde estaban causando un alboroto.

A los pocos pasos, encontró una figura familiar esperándole en el primer piso. Aquella sonrisa que robaba el corazón y engañaba a su vez pertenecía a Dubbers, que esperaba apoyado en un tronco cercano a la entrada junto a su ama.

Gaemi frunció el ceño en el instante en que ambas miradas se cruzaron y con un carraspeo negó su interés.

― No tengo el tiempo ni las ganas de jugar con un endeble como tú.

― Me llamáis endeble pero seguís usando a un juguete roto como peón. En el momento en el que se libere, sabéis que estáis perdidos.

― Por eso estamos trabajando para liberarle lo antes posible.

Dubbers la miró totalmente confuso.

― ¿Estáis intentando liberarle?

― No todos somos portadores de la voluntad de nuestros maestros. Esta vez tendrá éxito,  solo necesitamos guiarle por el buen camino.

― No puedo dejaros, estáis jugando con algo que puede traer peligros inconmensurables.

― ¿Me vas a detener tú, mero mortal?

― Os recuerdo que vosotros, seres divinos pedisteis nuestra ayuda cuando todo estaba en el más absoluto caos.

― Algo que no se repetirá, ahora apártate o enfréntate a mí. Ambas opciones me parecen igual de buenas.

Cuando Dubbers apartó su columna del tronco, toda la mazmorra empezó a vibrar dando señales de su último aviso. Gaemi frunció el ceño junto a Dubbers mientras se sujetaban a objetos cercanos para no moverse tanto.

― ¡¿Por qué tanto movimiento?!

― ¡¡No lo sé!!

Pronto iban a descubrir el motivo.


¡Oyaho~!
¿Oraoraoraoraoraoraoraora?

AVISO: YA ESTÁ FACEBOOK CAMBIADO. Por favor seguidme en la nueva página, esta no caerá, ¡saludos!

Si os gusta mi trabajo, compartidlo por favor por Facebook, Google+... Sea donde sea, me hacéis muy feliz :)
¡Nos vemos en Myriad!


― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
« Acto XII • VolúmenesActo XIV »
― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― ― 
Vol 2. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」 Vol 2. • Act XIII -13- •「Overgrowth Level」 Reviewed by Irizu-san on 21:51 Rating: 5

23 comentarios

  1. Pensé que no lo ibas a subir 😭😭.
    Leí que le pasó algo a tu PC, algo serio e irremediable?

    ResponderEliminar
  2. Se lo dejé a mis sobrinas para que jugaran por internet (al minijuegos o qué se yo), pero cuando vine a llevarlas a las piscinas estaba el ordenador plagado de archivos basura, intentaban bajarse los juegos flash las criaturas y me descargaron mil porquerías, me decían "Tito, es que ponía que para descargar le diera", todo el historial lleno de anuncios publicitarios...

    Chiquillas, oye, no es lo más grave si no que me tardaba a horrores en encender el ordenador no sé si por toda esa porquería por dios sabe qué motivo, después de la limpieza de hoy va todo bien de nuevo, ¡nada serio aunque ayer creía que se me moría el ordenador!

    ResponderEliminar
  3. SIIIII PORFIIIIIIIN, llevo cada maldito día comprobando a ver si ya habian subido el nuevo cap *_* Gracias y como siempre un muy buen capitulo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cha! Disculpa por eso, estamos hablando con una artista que podría hacernos el apartado visual de la novela y nos tiene el asunto con poco sueño, ojalá salga todo bien porque la artista es GENIAL, os aconsejo visitar su Devianart :P

      http://br0ps.deviantart.com/art/Vss-The-last-player-502087136

      Respecto a la novela, ahora volveremos a ser algo más casuales que nos descentramos con el tiempo por algunos motivos de blog ^^

      Eliminar
    2. Te refieres a que la emision de capítulos sera menos continua?

      Eliminar
    3. Lo contrario, que nos descentramos esta semana por otros temas del blog, este ha salido una semana de tiempo, cuando es de 3-5 días, retomaremos ese margen en vez de la semana, esto ha sido puntual, ¡jurado!

      Eliminar
    4. Ah joder mucho mejor, sentí un dolor en el pecho derrepente.

      Eliminar
    5. Aw, definitivamente no es lo que estabas pensando, ¡jurado~!

      Eliminar
  4. gracias por el cap :D

    ResponderEliminar
  5. la historia esta en su punto, no puedo esperar ver las caras de todos cuando yun se haga el puto amo motherfucker xD. como siempre irizu sensei nos sorprende y te lo agradecemos, siga asi amigo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nada que agradecer! ¡A vosotros por seguir por aquí cerca! Lo que me sorprende es que aún nadie haya conectado una frase que se repite, además de que en Facebook también hay una frase por algún lado que lo conecta más o menos todo, con eso podéis crear la historia :P

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. por cierto, nose porque pero la historia me suena mucho a la mitologia griega de alguna u otra forma

      Eliminar
    2. ¡Muy frío! ¡Heladísimo! La cosa va precisamente con un comentario que tú o alguien me hizo donde dije "Mierda, acertaron bastante bien", el comentario era "No sé porqué pero a veces pienso que Yun no sabe cómo sentirse".

      ¡Diez puntos!

      Eliminar
  7. ¡La misma frase que el mismo uso! ¿La sacó del llamado maestro? O bien en la visión ¿en realidad se veía asi mismo desde la perspectiva desde su discípulo?
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Que nos la daraS segun vaya avanzando la historia :D

    ResponderEliminar
  9. Yun creando terremotos de la nada...
    Ya ves, lo normal...

    Tengo hambre...
    (Coge bolsa de patatas y sonrie con malicia)

    JejejejeJEJEJEjejeee...

    ResponderEliminar
  10. En el prologo Yun estaba en estado berserker,comiendo carne cruda y a poco de volverse loco pero ya termino la mazmorra y a exepcion de la pequeña locura inicial el resto de la mazmorra fue yun lanzando hojas de viento a diestra y siniestra .-.
    No deberias de cambiar el prologo a algo mas "acertado" al resto?
    Pero bueno me sigue gustando la historia (°3°)/

    ResponderEliminar

¡Yahooo~☆! Agradezco mucho tu comentario~♡♡ Todos son leídos y contestados en menos de 1 día, Te-hee~☆ ♡♡

Post AD